Deja un comentario

Comunicado frente a las amenazas contra el movimiento estudiantil colombiano

Las tierras colombianas fueron sacudidas por una gran marea de inconformismo estudiantil el año pasado. Marchas, mítines, bloqueos y asambleas fueron la columna vertebral de ese gran paro nacional que emergió a raíz del cansancio de la comunidad universitaria frente a las políticas neoliberales del Estado colombiano que,  fiel a sus amos de occidente, intentó privatizar la educación pública, reducir el presupuesto destinado a la misma y realizar una serie de ajustes estructurales que solo pretendieron abolir lo poco que ha logrado conquistar el Movimiento Estudiantil colombiano en su historia como agente revolucionario.  Pero el estudiantado no estuvo solo en su lucha por una educación digna para el pueblo colombiano, pues diferentes sectores explotados de la sociedad apoyaron el paro nacional y se unieron a él, demostrando la gran fuerza que tuvo el Movimiento Estudiantil durante esas largas jornadas de protesta social.

Ese despertar del movimiento estudiantil incomodó a las clases dominantes y al aparato Estatal, que iniciaron conjuntamente un proceso de represión que culminó con la muerte, detención y hostigamiento de algunos compañeros que salieron a las calles a gritar por un nuevo modelo de educación. Sin embargo, el fastidio de los opresores contra el pensamiento crítico y contestatario no terminó en esos días de agitación, ya que se intensificó en el presente año a través de un modo de silenciamiento diferente a los utilizados durante el paro: las amenazas.

De esta manera, estudiantes, organizaciones, profesores y  trabajadores  de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Universidad Pedagógica Nacional, Universidad Nacional de Colombia, Universidad  Tecnológica de Pereira y Universidad del Cauca, han sido amenazados de muerte a través de panfletos que, demostrando el nivel de educación de los integrantes de la motosierra homicida, contienen un “lenguaje” vulgar y grandes errores ortográficos.

Los comunicados paramilitares pretenden intimidar y acallar al Movimiento Estudiantil  y al pensamiento crítico que se crea en esos centros universitarios, para así seguir con el modo de explotación educativo vigente, que excluye a grandes capas de la población de la educación superior  y mantiene la diferencia de una educación pública precaria y una educación privada privilegiada. Además,  esas amenazas buscan que el estudiantado no se siga organizando,  no presente una propuesta de educación alternativa y no se atreva a soñar en un mundo nuevo.

Por lo anterior, rechazamos totalmente la persecución contra el estudiantado colombiano y los diferentes entes que conforman el sistema educativo, y pensamos que las fechorías escritas por los grupos paramilitares son muestra de la agudización de las contradicciones de clase, pues la oligarquía y la burguesía están viendo amenazados sus intereses económicos, políticos y sociales que han sido robados e impuestos a las castas explotadas a través de ríos de sangre y miseria.

Finalmente, llamamos al descontento frente a los actos delictivos del Estado criminal colombiano y exigimos clarificar los hechos que han venido sucediendo en los diferentes claustros educativos donde el pensamiento crítico ha querido ser silenciado.

Grupo Estudiantil Anarquista (GEA)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: