Deja un comentario

8 de Marzo: ¡Día Internacional de la Mujer Trabajadora y en Pie de Lucha!

10009427_10152315623928394_204580310_nNo queremos reconocer este día como un día de fiestas, de compras o de regalos que trasgreden el verdadero sentir de la fecha -como lo ha querido hacer ver el mercantilismo y como ha querido hacer ver a muchos días de conmemoración-, de nuestra conmemoración histórica de lucha y de reconocimiento no solo de las problemáticas existentes sino de la necesidad de transformación y de quienes a lo largo de la historia han aportado a ella. Queremos recordar que en esta fecha se conmemora la muerte de cientos de compañeras asesinadas por sus luchas contra las precarias condiciones laborales, que si bien tenían lugar para toda la clase baja se acentúa aún más en la mujer y su participación social casi nula en la que se encuentran aún. La lucha por remuneraciones como la reducción de horas laborales y la igualdad de salario con los hombres trajo como respuesta una brutal represión: en marzo de 1910, Clara Zetkin, en la 2ª Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, defendió y consiguió que aprobarán unánimemente proclamar el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Pero no es hasta 1977, casi 70 años después, reconocido oficialmente este día por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

De igual forma queremos resaltar que si bien se han ganado algunas remuneraciones, consecuencia de las luchas feministas que han encontrado solidaridad efectiva más allá de sí mismas, debemos reconocer que nuestro papel en la actualidad sigue siendo un papel secundario, vemos con preocupación la naturalización hasta por muchas de nosotras mismas de la mujer como objeto sexual, de los estándares de belleza que llevan a la degradación personal  y del maltrato físico del que aún seguimos siendo víctimas, entre muchos otros aspectos que seguramente se pasan en este corto documento pero que tanto ustedes como nosotras vemos en el día a día. Factores como la división de labores ante las cuales las mujeres quedamos relegadas a unas específicas sin oportunidad de elección o nuestra limitación a las humanidades o a labores sociales -aunque la aceptación de nuestras posturas aun en dichas áreas ha venido teniendo un lento reconocimiento-  nos han imposibilitado la participación en campos científicos y sectores de creación y recreación de conocimiento que pueda representar un real efecto en la economía global, sector prioritario de defensa en las élites y de lo cual se desprende toda una problemática social mucho más compleja que se hace preciso hoy transformar. Colombia, un país tradicionalmente machista, que tiene su incidencia en factores culturales y sociales, ha denigrado de sobremanera el papel de la mujer en su desarrollo y en todos los ámbitos de este. Aquí la participación política es especialmente baja e incluso los mismos movimientos sociales pretensores a la generación de cambios  desarrollan vicios de separaciones por género consecuencia de la preocupante naturalización del patriarcado al interior de los mismos.

Hoy, más que un importante ejercicio de memoria histórica, queremos postular la necesidad de seguir avanzando en la reconstrucción de una identidad feminista desde lo individual y que transcienda a lo colectivo: que nos posibilite una construcción conjunta de todas las personas ante la sociedad a la que queremos llegar.

¡Arriba las que luchan!

Grupo Estudiantil Anarquista – GeA
grupoestudiantilanarquista.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: