Deja un comentario

¡Organicemos la rebeldía! Sigamos luchando, soñando y creando mundos nuevos

Pronunciamiento del GeA frente a la muerte de Carlos Alberto Pedraza.

10933741_789944897725451_7421130446225923181_n

No están solos, su dolor es nuestro dolor y su rabia es nuestra digna rabia” Sub-Comandante Insurgente Moisés1

Expresamos nuestras palabras de solidaridad con la familia, amigas y compañeras de Carlos Alberto Pedraza, persona que entregó su vida para forjar el cambio y la unidad revolucionaria. Inesperadamente ha dejado este mundo –forzosamente-, pero sus palabras serán visibles en las ideas y caminos por la construcción de un mundo nuevo, un mundo lleno de ilusión, esperanza y amor, aquel mundo nuevo que llevamos dentro de nuestros corazones.2 Parte un compañero para vivir, vivir eternamente en los corazones e ideas, pero también quedan las huellas y pasos hechos por la dignidad y la solidaridad, en esta construcción donde nos encontramos día a día, codo a codo.

Carlos Alberto Pedraza Salcedo, quien era licenciado de la Universidad Pedagógica Nacional, desapareció el lunes 19 de enero, mientras se dirigía de su domicilio a una reunión en el centro de la capital. Su cuerpo fue encontrado a los pocos días a 60 km de la ciudad, en el municipio de Gachanzipa, careciendo de explicación alguna para justificar su presencia allí. Lo anterior, sumado a las amenazas que han sido dirigidas al movimiento Congreso de los Pueblos en el que militaba Carlos, además de la causa de muerte que fue determinada como un disparo a la nuca desde atrás, demuestran que el crimen fue perpetrado por la fuerza paramilitar, que ha actuado históricamente con la complicidad adrede del Estado y las fuerzas armadas militares. Este crimen de Estado, que no es aislado, sucede en medio de un panorama de recrudecimiento contra la organización y movilización social en el país, que se ha saldado con un gran número de personas amenazadas, encarceladas bajo falsos positivos judiciales, desaparecidas y asesinadas durante los últimos meses.

En ese sentido, los estudiantes de la UPN y el movimiento social se vuelven a vestir de negro. Nuevamente, las armas homicidas y oscuras del Estado colombiano arremeten contra el pensamiento alternativo y disidente. El crimen de este compañero de lucha constituye un traspié en la pax oligárquica3 que se está promoviendo entre la insurgencia de las FARC y el gobierno en la Habana.

Queremos recalcar que el acto en si mismo, dirigido contra un activista tan comprometido con las luchas populares, es un mensaje del gobierno y sus diferentes expresiones guerreristas que pretende darle a quienes luchan: “A cualquiera que se mueva se le puede tocar”; por lo cual otra forma de rendir memoria a Carlos es no dejarnos ganar por el miedo, multiplicando las intencionalidades de acción a lo largo y ancho del país.

Estas palabras que escribimos son un llamado al movimiento social a no caer en el reformismo y no creer que la firma de paz detendrá la persecución a quienes critican el orden establecido. Más aún, el asesinato de este maestro y luchador social refleja el fortalecimiento de la derecha fascistoide y su herramienta paramilitar, que en su afán de beneficiar al capital nacional y transnacional sigue cometiendo crímenes horrendos en contra de aquellas organizaciones que desean cambiar el modelo social, económico y político que impera en la actualidad.

Sin embargo, los asesinos de Carlos Pedraza olvidaron que solo cortaron una de las tantas rosas que siguen floreciendo en la eterna primavera de la revolución social, pues el silenciamiento de una voz rebelde no detendrá el avance de las diferentes expresiones en resistencia de los movimientos sociales que seguirán combatiendo al poder político en defensa de la vida, la dignidad y la rebeldía.

A pesar de la tristeza y el dolor que invaden nuestros corazones libertarios, hacemos una invitación fraternal a no renunciar al arduo trabajo de seguir construyendo espacios autónomos de resistencia en las universidades, los barrios, las veredas y las calles. La mejor manera de recordar a Carlos Alberto es seguir construyendo un movimiento estudiantil y social fuerte y desde abajo, es seguir defendiendo la labor docente y es seguir caminando por los senderos de la liberación junto a campesinas, indígenas, obreras y todas aquellas que se encuentran en el lado de las desposeídas.

También invitamos a rendir un homenaje al compañero con expresiones de solidaridad efectiva, reclamando a partir de la presión de la movilización social el pronto esclarecimiento de los hechos que dieron lugar a su muerte, así como una protección para sus allegadas. De igual forma llamamos a realizar un ejercicio de memoria para que este caso no quede en la impunidad ni el olvido.

Por cada herida, por cada muerte, seguiremos avanzando, gritando, pisando fuerte y con el puño en alto. Y parafraseando una canción que hoy nos llega a la memoria, no nos queda más que decirle a Carlos Pedraza: “Aquí nadie muere, compañero, Aquí nadie cesa de luchar, Aquí nada termina compañero ¡Seguimos por los caminos del pueblo! Aquí cada día es continuar ¡Hasta la Victoria Final!

Desde la fraternidad de la lucha revolucionaria, todo nuestro apoyo y las respectivas condolencias que este doloroso suceso trae consigo.

Grupo Estudiantil Anarquista
Enero de 2015

* Utilizamos el femenino, haciendo alusión al concepto de “persona” en vez de referirnos en masculino, construcción histórica que simboliza el patriarcado y la generalización de lo masculino.

1 Comunicado de la comandancia general del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional sobre los 43 estudiantes desaparecidos en Atyotzinapa. 15 de Noviembre de 2014.

2 Decía Buenaventura Durruti al corresponsal del Montreal Star, por allá cuando avanzaba la “columna Durruti” contra el fascismo en la Revolución del 36: “Hemos vivido siempre en míseros barrios, y si destruimos, también somos capaces de construir. Fuimos nosotros quienes construimos en España, en América y en todas partes, palacios y ciudades. Nosotros los trabajadores podemos construir ciudades mejores todavía; no nos asustan las ruinas. Vamos a convertirnos en los herederos de la tierra. La burguesía puede hacer saltar por los aires y arruinar su mundo antes de abandonar el escenario de la Historia. Pero nosotros llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones” Montreal, 30 de Octubre de 1936.

3 Categoría conceptual utilizada por Horacio Duque Giraldo para definir un tipo de paz al servicio de las clases dominantes y el imperialismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: