Deja un comentario

…Y seguiremos solidarizándonos hasta que el sol se apague.

COLOMBIA-INDIGENAS-OCUPACION-PROTESTAComunicado en solidaridad a los pueblos indígena del Norte del Cauca, en defensa y liberación de sus tierras ancestrales.

Desde aquel 1492, el sol se empañó pero no se apagó, los pueblos indígenas y nosotras (trabajadoras, estudiantes, profesoras, campesinas, entre otras) seguimos en lucha y resistencia sin menguar la perseverancia. Estas tierras son de aquellas personas habitantes de esta masa continental mucho antes de la mal llamada “conquista”. Son sus habitantes legítimas mucho antes de las fronteras y banderas.

Existimos porque resistimos: resistimos a la ofensiva capitalista, autoritaria y hegemónica. La lucha indígena no ha sido un capricho ni mucho menos un juego ya que ha implicado hasta el día de hoy sangre, sudor y lágrimas de todas aquellas que enarbolando la dignidad como bandera mantienen en alto el combate contra la injusticia.

Las comunidades luego de 523 años de invasión, violación y muerte, siguen en pie de lucha, defendiendo sus culturas, la Madre Tierra que con su abrazo caudaloso, fértil y protector nos acoge. Lucha constante hasta el sol de hoy, y desde principios del año 2015 las indígenas del Norte del Cauca se han declarado en levantamiento por recuperar sus tierras ancestrales que les han robado mediante la violencia y la injusticia. Se oponen a perder sus territorios porque desde su legitima cosmogonía nada ni nadie puede robar lo que es propio y ha sido trabajado día a día con el sudor de quién lo necesita y la sabiduría de quien la trabaja en armonía con el entorno.

Los motivos por los cuales se movilizan no son solamente por la usurpación de las multinacionales azucareras, o extractoras de la caña de azúcar que han manchado de sangre los campos, sino que es un asunto mucho más complicado. Por ejemplo, una de las exigencias es para que el Estado les devuelva 20.000 ha de tierra; según datos de 2010, en el Cauca 51.000 familias indígenas comparten 201.987 ha, que con una media de 6 personas por familia da un ratio de 0,66 ha por persona1. Pues el Estado –y no es nada nuevo- les ha venido incumpliendo en la devolución de tierras desde el 2009, como fruto de sus movilizaciones. Además de ello, exigen cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por la masacre cometida a 21 indígenas del pueblo Nasa para expropiarlos de sus tierras hace 23 años, a manos de la policía nacional y paramilitares en la hacienda “El Nilo” del municipio de Caloto (16 de Diciembre de 1992)2. ¿Y todavía se preguntan por la justeza de sus acciones?

La respuesta que ha tenido el Gobierno de Juan Manuel Santos, “personaje de la paz”, ha sido demagógica engañando en cada palabra , en cada mirada, ya que por un lado, se mofa de sus anhelos de paz con la insurgencia, mientras que por el otro, arrecia la guerra contra las desposeídas aplicando la brutalidad de su aparataje militar sin dolor alguno como se puede constatar en lo que va recorrido del levantamiento por la ‘Liberación de la Madre Tierra’ en el que han sido heridas más de 100 indígenas, y asesinadas 2 por arma de fuego y armas no convencionales del Esmad, la policía y el ejército.

Ahora, el papel de los medios masivos de comunicación ha sido negar o justificar tal proceder, haciendo a un lado la visión indígena por conservar su cultura ancestral que implica el cuidado de la tierra, libre de la explotación desmesurada; razón por la cual, corresponde a nosotras: a ti, a mí, a todas, visibilizar la lucha por la tierra para quien la trabaja, la protege y da cuenta de la alegría de vivir en ella. Nos declaramos en levantamiento junto a indígenas, campesinas, trabajadoras, en contra del Estado, el capital y su hegemonía. Nos declaramos en pie de lucha por la vida digna, tierra libre y la solidaridad.

No podemos permitir que las clases dominantes continúen en su afán de lucro y consumo explotando y reprimiendo a los diversos sectores sociales. Con la férrea oposición de todas las explotadas no seguirán destruyendo la naturaleza, las culturas, ni todo aquello que es propiedad de la humanidad.

¡Tierra y libertad!

¡Arriba las que luchan!

Grupo Estudiantil Anarquista
Marzo de 2015

__________________________

1 Gisbert, Tomás. Pintos, María Jesús. (11 de Marzo de 2015). Azúcar manchado con sangre del norte del Cauca. ElDiario.es.
2 Ver al respecto https://www.cidh.oas.org/Indigenas/Colombia.11.101.htm, http://www.semana.com/nacion/articulo/tierra-amapola-muerte/16724-3.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: