Declaración VIII Asamblea Semestral de Proyección // Enero de 2016

12565389_1657549414513114_5185426488277508207_n

Hace cerca de 4 años empezamos a reunirnos un pequeño grupo de estudiantes libertarias con varios sueños, esperanzas, miedos, preguntas y propuestas, para conformar un nuevo referente organizativo que aglutinara la gesta por una nueva educación desde la larga tradición de la lucha del movimiento estudiantil en el país, que no en vano se ha saldado con decenas de compañeras perseguidas, heridas, desaparecidas y asesinadas. Veníamos con altas ganas de trabajar luego del paro nacional universitario del 2011 que logró ponerle freno momentáneamente a la arremetida neoliberal del presidente Santos a través del Ministerio de Educación, pero también, en medio de edificios bloqueados y calles colmadas, planteábamos la necesidad de poner en práctica una educación libertaria y popular a través de diferentes espacios de construcción social, con nuestras compañeras y también con aquellas que se encuentran fuera de las universidades, en miras a construir sobre lo que se va destruyendo.

Unos meses después le dimos forma y cuerpo a nuestro proyecto, que pasó a denominarse Grupo Estudiantil Anarquista, y rápidamente empezó a crecer y expandir su radio de acción militante. A lo largo de los años, y con los infaltables reveses, nos encontramos hoy en una nueva etapa política, con mucha más madurez y fortaleza, que nos provee de nuevos contextos, miradas y reflexiones que permiten articular una propuesta mucho más profunda respecto al que hacer de nuestra lucha. Hoy empezamos a ver muchos de los primeros resultados tangibles, tal como el caso de poder contar con la participación de compañeras de la Universidad del Valle (Cali), territorio histórico de lucha popular, que ha resistido y ganado múltiples batallas no sin derramar sangre, como en el 2005 con el cobarde asesinato de Jhonny Silva por agentes del ESMAD. También es evidente que la praxis del trabajo de base se ha expandido exponencialmente: hoy podemos contar varios consejos estudiantiles e iniciativas de base de prácticas autónomas y horizontales, en comparación cuando comenzamos que a duras penas podía existir uno o dos en toda Bogotá.

Con alegre rebeldía y digna rabia, y conscientes de la necesidad de organizarnos para luchar, nuestra VIII Asamblea Semestral de Proyección (y primera nacional) ratifica y declara que:

  1. El Grupo Estudiantil Anarquista -GeA- es una organización político-social amplia de proyección nacional en el territorio colombiano, que reúne a estudiantes libertarias de educación formal y no formal identificadas con una praxis militante común, unos principios de lucha y unos acuerdos político-organizativos, preocupadas por la construcción de una alternativa libertaria dentro del movimiento estudiantil con proyecciones estratégicas focalizadas en la construcción de autonomía en los centros educativos, en unidad con los sectores en lucha alrededor del país.

     

  2. Ratificamos nuestros principios políticos y organizativos, así como nuestros campos de actuación como organización y nuestra plataforma de lucha, documentos sobre los que fundamos nuestro accionar. Realizamos una serie de cambios sustanciales a nuestros estatutos, que permitan afrontar la nueva etapa organizativa de proyección nacional que tenemos así como hacer frente a las nuevas coyunturas y profundizar la perspectiva de auto-disciplina y compromiso revolucionario.

     

  3. Reafirmamos nuestro objetivo estratégico de construir espacios de autonomía en carreras, departamentos, facultades y universidades a través del trabajo de base y materializados en consejos estudiantiles amplios de carácter horizontal, autogestionados y unidos federativamente. Como preocupación inmediata, además de levantar estos espacios y afianzar los ya existentes, propenderemos a lo largo del semestre por encuentros locales, universitarios y regionales de las diferentes expresiones gremiales de base que busquen unificar no solo la lucha contra la arremetida neoliberal en educación, sino contra el autoritarismo, reformismo y partidismo impregnarte en el movimiento estudiantil hasta ahora.

     

  4. Frente al corto plazo abocaremos nuestros esfuerzos militantes para la articulación de las diferentes luchas estudiantiles, especialmente contra la propuesta del gobierno de unificación de licenciaturas que va en detrimento de la labor de la enseñanza, donde impulsaremos como respuesta un Paro Nacional de Estudiantes de Licenciaturas, que sea lo más extendido posible y cuente con el apoyo de otras universidades y sus luchas particulares, en alerta permanente contra el decreto 2034 y la crisis de salud pública, que ha tocado especialmente a los hospitales universitarios a lo largo del país, como es el caso inmediato del Hospital Universitario del Valle. Buscaremos permanentemente que en medio de dichas disputas florezcan alternativas de control propio sobre la enseñanza y el aprendizaje, así como la apertura de los centros educativos a los sectores marginados. Para realizar eficazmente estas tareas, nos encontraremos con apuestas educativas y estudiantiles afines a nuestros objetivos tácticos y programáticos, buscando fortalecer la unidad a través de alianzas desde abajo.

     

  5. En consonancia con nuestros principios de multisectorialidad y clasismo, buscaremos que el movimiento estudiantil siga manteniendo estrechos vínculos de solidaridad y apoyo mutuo con otros sectores sociales, incluyendo a trabajadoras, campesinas, indígenas, jóvenes, mujeres, ecologistas y las más variadas expresiones de resistencia del pueblo. A través de estrategias conjuntas, buscaremos fomentar a lo largo del semestre que las diferentes reivindicaciones se puedan unificar en un nuevo Paro Cívico Nacional, similar al del 2013, que al contrario de esa vez, pueda desarrollar demandas más profundas, transformadoras y se desvinculen de cualquier protagonismo personal o partidista, y sirva como escenario de acumulación de fuerzas para disputas futuras contra el bloque históricamente dominante.

     

  6. Para hacer viables muchas de las anteriores propuestas, como GeA impulsaremos la creación de una plataforma amplia de acción colectiva de iniciativas y propuestas que se encuentren en la horizontalidad, el antipatriarcado, el ecologismo social, el trabajo de base real y efectivo, la democracia directa, la acción directa por fuera del Estado, el antielectoralismo, una clara propuesta social y la construcción de autonomía, que no reúna exclusivamente a los sectores tradicionalmente libertarios por las limitaciones organizativas y políticas que han tenido espacios de este tipo históricamente, sino que pueda articular las luchas populares desde prácticas que se intercepten con nuestras propuestas y tengan una vocación estratégica de transformación.

     

  7. Como ya lo mencionamos anteriormente, varios colectivos libertarios estudiantiles y personas independientes constituyeron el 17 de Enero pasado la seccional del Grupo Estudiantil Anarquista en la Universidad del Valle (ver declaración constitutiva). Además de seguir fortaleciendo el trabajo de base y una alternativa libertaria en dicha universidad, esta seccional también buscará colaborar activamente con la lucha estudiantil en otros centros de estudio en Cali y el Valle del Cauca, además de fomentar e impulsar encuentros y acciones unitarias del movimiento libertario y por la autonomía en dicha región.

     

  8. Frente a nuestros análisis de coyuntura nacional y locales, que sin lugar a dudas están atravesados en la mayoría de los casos por los actuales diálogos de paz, entendemos que el eventual post-conflicto está rearticulando el paramilitarismo y la persecución al pensamiento crítico, como ocurrió el año pasado con la captura de 13 militantes de congreso de los pueblos, muchos de ellos con quienes nos hemos comprometido en la lucha juvenil y estudiantil, o el vil asesinato de Carlos Pedraza que sacudió los movimientos sociales; es más: el año pasado se incrementó el asesinato de activistas y defensores de derechos humanos en un 71% respecto al 20141. Somos conscientes de que esta situación empezará a agudizarse con la irrupción de un neoliberalismo que ya no tendrá enemigos armados para entrar a zonas estratégicas del país, en ese contexto, como GeA hemos decidido crear una nueva comisión, llamada De Derechos Humanos, Pro-Presos y Solidaridad, que buscará generar pedagogía y formación respecto al blindaje de los movimientos sociales, acciones constantes de solidaridad contra la represión y acompañamiento a actividades sensibles ante la persecución criminal a nuestra organización, el movimiento libertario en general y los procesos de base donde realizamos inserción. Aunque reconocemos que los derechos humanos son una institución burguesa-liberal de la mayor hipocresía, su conocimiento pleno y el uso táctico para circunstancias particulares permiten cerrar filas ante la cada vez mayor arremetida paramilitar y neoliberal en Colombia.

Para finalizar, no queda más que extender la invitación a colectivos, iniciativas e individualidades libertarias y anarquistas de Colombia que estén preocupadas por el devenir de la educación para poder acércanos y construir una alternativa unitaria, para disputarnos el curso de la historia con quienes históricamente nos han negado el derecho a ser plenamente libres. A lo largo del semestre estaremos difundiendo las actividades y convocatorias que realizaremos para materializar muchas de estas propuestas.

¡A construir educación libertaria y popular!

¡Arriba las que luchan!

Grupo Estudiantil Anarquista- GeA
Bogotá, Febrero de 2016

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: