¡A las calles con rebeldía!

ALasCallesConRebeldía“El derecho de rebelión es sagrado, porque su ejercicio es indispensable para romper los obstáculos que se oponen al derecho de vivir. Rebeldía, grita la mariposa al romper el capullo que la aprisiona; rebeldía, grita la yema al desgarrar la recia corteza que le cierra el paso; rebeldía grita el grano en el surco al agrietar la tierra para recibir los rayos del sol; rebeldía, grita el tierno ser humano al desgarrar las entrañas maternas; rebeldía, grita el pueblo cuando se pone de pie para aplastar a tiranos y explotadores”.

Ricardo Flores Magón (1910). El derecho de rebelión. México: Regeneración.

Ciento ocho años después del grito de rebeldía hecho por Flores Magón en México, nosotras hacemos el llamado de movilizarnos ¡a las calles con rebeldía! Esa rebeldía es atribuida no sólo a las jóvenes, sino, a toda la clase popular. Un grito de justa lucha por los derechos que generaciones anteriores lograron establecer y hoy nos arrebatan. Al enfrentarlos hemos amenazado su comodidad, su rutina, sus beneficios, por ello intentan dividirnos en la práctica y el discurso, nos han llevado a enfrentarnos con nuestros compañeras, amigas, familiares y vecinas; condenando públicamente a las rebeldes y glorificando a las instauradores del “orden”, las dueñas del poder y su violencia.

Es a partir de las últimas jornadas de movilización donde nos han dado un puñal de doble filo, la creación de un debate no implícito por parte de los grandes medios de desinformación sobre el uso de la violencia en las movilizaciones, un debate que hoy ha permeado todas las conversaciones cotidianas. Es de doble filo porque, por un lado, nos han intentado fracturar como movimiento estudiantil (interpelando a su vez a la ciudadanía en general) entre las que apoyamos la acción directa en todas sus expresiones y las “sin violencia”, que condenan pintas, rayones, grafitis o cualquier manifestación visual de resistencia que invada la propiedad privada, al igual que toda acción de defensa ante el ataque de la fuerza pública. Y por el otro, porque es este mismo, el debate, el que nos ha permitido confrontar el pacifismo acomodado y defender toda acción de rebeldía, desde lo institucional o no, ejercer nuestro derecho a la desobediencia civil, y así unificar los distintos movimientos sociales, siendo más fuertes y defensivas ante la opresión estatal. Nosotras proponemos el debate, pero solo los hechos nos han dado la razón.

Seguir leyendo “¡A las calles con rebeldía!”

Anuncios

Disfraz de intelectual: respuesta al rector de la U. Distrital

whatsapp-image-2018-10-29-at-14-28-55.jpeg

Desde la llegada de Ricardo García Duarte a la rectoría de la Universidad Distrital (UD), se le ha visto particular preocupación por generar una imagen favorable a su persona mediante vídeos y comunicados orientados a mostrar un intelectual correspondiente con la academia a su cargo. El comunicado publicado en la página de la universidad el día 31 de octubre, titulado “La organización estudiantil y los compromisos del presidente con los rectores” no es la excepción. Este documento, busca responder a los argumentos de importantes sectores del movimiento estudiantil que convergen en la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (UNEES), para continuar con el Paro Nacional universitario pese al acuerdo entre el gobierno de Duque y los rectores. Intenta demostrar retóricamente una contradicción en los planteamientos de la UNEES y por tanto, deslegitimar la continuidad el paro; sin embargo, sus argumentos son insuficientes y demagógicos, quizá por ello fue retirado el comunicado de la página web de la universidad,[i] aunque más que eso debería retractarse de sus palabras con el mismo arrebato con que las escribió en principio.

Según él, la contradicción en que cae la UNEES constituye en invalidar a los rectores como interlocutores en las exigencias sobre financiación, tras haberles reconocido antes como las máximas autoridades administrativas.[ii] No obstante, al rector se le olvidó leer, comprender y citar contextualmente. La intención del comunicado de la UNEES no fue invalidar a los rectores, sino manifestarse ante las intenciones del gobierno por desconocer a los constituyentes primarios de la educación superior pública: estudiantes y profesores, quienes han visibilizado la crisis que atraviesan las Instituciones de Educación Superior (IES), al pactar sólo con los rectores a la espera de desmovilizar la actual defensa de la educación por parte de los demás estamentos.

Dicho esto, Ricardo García sólo tira a la nada, a su imaginación y a generar un conflicto entre actores de una misma institución, paradójicamente, una de las actitudes que rechaza en su misiva. Además de esto, ignora el pliego de exigencias construido en las tres versiones del ENEES realizadas en el presente año, que no sólo exige financiación, sino además profundizar en la autonomía y el bienestar en la IES, cuestión que pasa sin pena ni gloria en el acuerdo firmado entre el gobierno y los rectores ya que no resuelve ni por encima tanto el déficit de funcionamiento por el que pasan las IES como la deuda histórica del gobierno con las universidades y la pauperización fortalecida mediante los programas de financiación a la demanda.[iii]

También, advierte a la UNEES de fomentar la idea maniquea en la que los rectores son los “malos” mientras el movimiento estudiantil los “buenos”; pero no es así como nos reconocemos, no es el juicio ni el análisis que se ha realizado, más sí se reconoce que en el ajedrez de la mercantilización de la educación, las rectorías han sido meros instrumentos en la supuesta democracia universitaria. Y esto último, no responde a un criterio de “ingenuo anarquismo”(expresión de la que gusta abusar el rector en su comunicado de forma peyorativa), por el contrario, busca  ahondar en el cuestionamiento de las estructuras verticales que han rubricado la crisis actual de la educación superior pública, y si bien no se han creado formas alternas de autoridad –como señala García-, sí se han creado formas alternas de ORGANIZACIÓN que se cualifican día a día, lo cual es más fundamental para un movimiento estudiantil que lucha por verdadera autonomía universitaria en la que los criterios que proyecten las instituciones no sean sólo los de las rectorías y Consejos Superiores Universitarios (CSU) -cuya mayoría de miembros son ajenos a la realidad de las instituciones-, sino que logren integrar a todos los estamentos con clara primacía de los constituyentes primarios; pero hasta el momento, los consejos estudiantiles y otras expresiones de participación directa son desconocidas y sistemáticamente ignoradas por las estructuras de gobierno universitario; si no es el caso en la UD, ¿por qué el rector no ha asistido a las asambleas generales de universidad o por qué el CSU de la UD ha desconocido la propuesta de estatuto general realizado por la Asamblea Constituyente?

A Ricardo García Duarte le sobra apariencia y le falta crítica. Advierte interferencias y actitudes autoritarias de los demás; pero no es capaz de ver el autoritarismo que representa, o conscientemente lo ignora. En el natalicio de Marx se llenó la boca resaltando el pensamiento crítico como su gran aporte, entre otras cosas, pero probablemente olvida lo que eso significa: negatividad y materialidad, o lo que es decir, reconocer quiénes se llevan la parte negativa de las cosas y cómo se ven afectadas corpórea y cotidianamente, y lo más importante, “ponerse de parte efectiva y prácticamente junto a la víctima, y no sólo en posición observacional participativa […], sino como el co-militante que entra en el horizonte práctico de la víctima”, como intelectual orgánico.[iv] Es entendible que desde su puesto no viva el hacinamiento en las diferentes sedes de la universidad, ni la falta de recursos y otras garantías que le afecten, por ejemplo, su estabilidad económica como sí a los docentes de hora cátedra; pero es legítimamente reprochable su inconsecuencia, disfraz de hipocresía. Los rectores aún están a tiempo de bajar y construir lado a lado, junto al estudiantado y profesorado quienes han hecho de las calles sus nuevas aulas de clase para luchar por una educación superior que contribuya a resolver las grandes inequidades que ciñen al país.

¡Por autonomía, financiación y dignidad, que no nos disfracen el problema!

Grupo Estudiantil Anarquista
31 de octubre de 2018

[i] García, R. La organización estudiantil y los compromisos del presidente con los rectores. Error 404 – Página no encontrada:  https://www.udistrital.edu.co/organizacion-estudiantil-los-compromisos-del-presidente-con-los-rectores

[ii] Punto e del comunicado público de la UNEES del 26 de octubre de 2018. Disponible en:  https://www.facebook.com/UNEES.COL/posts/246013789404551?__xts__%5B0%5D=68.ARDW4yxWHs-VTdJJ_MimXIgoeINaJFMMqb1VwAnt9n_R2TnswbGk2G5ud9zmGCi2uz7Y4NBscpP1xqNqD3LPCMThu59Jk64MCmlEshhnx20Ju0oL8hsSV699TQtLejYDEwVwasykTPRlNbfw0wj_cCU_hRIePWplZWN_ySrBc0BQaVh3BrK1kcdQUduRkbH0gRJaj9s61g&__tn__=-R

[iii] Leer más: UNEES. Guía crítica sobre el acuerdo entre el gobierno y los rectores. Disponible en: https://drive.google.com/file/d/1NRoKJe93wgigUQo37grIaNqbPtc1-7Kj/view?usp=sharing

[iv] Dussel, E. 1998. El programa científico de investigación de Karl Marx. Disponible en: https://marxismocritico.files.wordpress.com/2011/10/elprogramacientificodeinvestigaciondekarlmarx.pdf

¡Volvimos para vencer!

Declaración Re-constitutiva del Grupo Estudiantil Anarquista

VolvimosHace seis años entre pasiones, sueños y voluntades, nace un proyecto político alternativo dentro del activismo estudiantil, como una respuesta a prácticas anquilosadas y obstáculos operativos frente a la lucha constante del estudiantado Colombiano; hace seis años nació  el Grupo Estudiantil Anarquista (GeA), reafirmando la apuesta por el anarquismo como proyecto político y  las practicas libertarias como forma de actuar en el contexto universitario, y así, con un objetivo claro de camellar desde la solidaridad para fortalecer los espacios construidos y por construir, desde las estudiantes de a pie, desde una apuesta anti-autoritaria y anti-vanguardista, además de fortalecer y propagar las justas luchas por una educación más Digna para las clases explotadas, incidimos en la Universidad Nacional, Pedagógica y Distrital durante casi 4 años. Sin embargo y a pesar de una constante autocritica sufrimos varias dificultades, lo que nos llevó a comienzos del 2017 a  un momento en el que debimos pausar como organización, sin abandonar el trabajo político, para tomar un tiempo de reflexión.

Así paso un año donde personas vinieron y fueron, nos juntamos viejas militantes con nuevas voluntades, apelando a la experiencia pero también a la innovación. Durante este tiempo tuvimos varios encuentros para pensar en nuestros fallos, repensarnos nuestras maneras de actuar, las herramientas y dispositivos que utilizábamos, y de esta forma pulir e innovar en nuestras formas de construir y organizarnos, además de plantearnos proyecciones y perspectivas para caminar.

Seguir leyendo “¡Volvimos para vencer!”

Del miedo y la apatía en la Universidad Nacional

un

“Habitamos un mundo gobernado por el miedo, el miedo manda, el poder come miedo, ¿qué sería del poder sin el miedo? Sin el miedo que el propio poder genera para perpetuarse”.
Eduardo Galeano.

La cultura del terror reina en la Universidad Nacional de Colombia, un par de casos de robo en el presente año, exagerados mediáticamente, bastaron para que la administración aprovechara el papayaso y tomara la decisión de solicitar el carnet para ingresar a una universidad cada día más aislada de los problemas de la sociedad, una “universidad burbuja”, cuyos estudiantes atemorizados no tienen cabeza para pensar en nada más que en la seguridad de su celular o de pintar las paredes de blanco. Seguir leyendo “Del miedo y la apatía en la Universidad Nacional”

Del triunfalismo anticipado al derrotismo exagerado.

     Análisis y propuesta alrededor de la jornada del plebiscito 

fd6e3195ea77ad27bccf663746364ef1

  

          Finalmente, la jornada del plebiscito le paso la cuenta de cobro al proceso de paz entre el gobierno y las FARC-EP, y las contradicciones que lo caracterizaron. A pesar del grueso y la heterogeneidad de actores que se unieron en la campaña por el SI, esta fuerza resultó ser insuficiente para ganarle a los sectores que logró movilizar la bancada del NO, encabezada por el Centro Democrático y la figura del expresidente Álvaro Uribe Vélez, el ex procurador Alejando Ordoñez, entre otros actores de la extrema derecha, quienes parecen ser los mayores beneficiados de este resultado, ya que han demostrado (contrario a lo que pensaban algunos sectores de izquierda) que aún siguen siendo una fuerza vigente con capacidad de influencia en la población colombiana.

A raíz de las discusiones que teníamos como grupo, nuestra lectura era que el SI, iba a ganar por la cantidad de actores que se habían sumado en esta campaña y el impulso del gobierno santista que había demostrado tener un “amplio” respaldo electoral, al que además se le sumarían diversos sectores de izquierda, nuevamente en coalición por la paz, en contraposición al modelo guerrerista de Uribe. Esto, a pesar de todos los cuestionamientos que se podían desprender del proceso, por supuesto desde una lectura crítica y emancipadora de la realidad como organización anarquista que somos. No obstante, lo ocurrido nos deja algo desconcertados, ya que el proceso significaba reparación para algunas de las víctimas del conflicto y lograba visibilizar algunas banderas de lucha, pero nos reafirma en algunas críticas que teníamos respecto al proceso y a raíz de ello, nos surgen algunas reflexiones tanto respecto a lo ocurrido como a lo que será el panorama nacional futuro, las cuales expondremos en breve. Seguir leyendo “Del triunfalismo anticipado al derrotismo exagerado.”