Deja un comentario

BLINDEMOS EL PARO EN LA U.D

13245275_1706190389649016_3414983241415996860_n

Aires de dignidad andan rondando al interior de la Universidad Distrital. Ante los diferentes problemas que la tienen en una grave crisis, grave con G mayúscula, los estudiantes hemos respondido con un Paro Universitario que se vive en todas las facultades de la universidad.

Algunos de los problemas son:
– Una elección antidemocrática del rector, entre otras medidas, con que pretenden conservar el nido de corrupción y clientelismo al interior de la institución.
– El desconocimiento por parte del Consejo Superior Universitario (CSU) del proceso de reforma universitaria, adelantado por la Asamblea Constituyente desde el segundo semestre del 2014 que, más allá de sus vacíos o desaciertos en el transcurso, permite mediante un nuevo Estatuto General establecer escenarios institucionales de construcción y participación estudiantil y docente, para posterior -y necesaria- modificación del mismo, junto con que arrebata el poder de decisión que tiene el CSU para la universidad. Es clara entonces la pertinencia de socializar, discutir y transformar esta propuesta de estatuto con la sinceridad y garantía de una base fuerte: desde abajo y con los consejos estudiantiles.
– La resolución 02041 del 2016 expedida por el Ministerio de Educación Nacional (-fuck you- MEN) que viola la autonomía universitaria, obligando a varios programas académicos a reformarse o desaparecer. Por esta resolución y el Decreto 2450 de 2015 del MEN, se está organizado el estudiantado de distintas universidades y facultades de educación hacia la derogación de los mencionados; es una lucha de largo aliento y que está tomando fuerza.
– La venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), que financia directa (por medio de acciones) e indirectamente (por medio del distrito) a la universidad y que por tanto terminaría de agudizar el déficit presupuestal que tiene la Universidad Distrital, aumentando la posibilidad de condenarla a su cierre.
Estos problemas, sumados a los de infraestructura –debilitamiento de techos en diferentes facultades, presencia de humedad en techos y paredes recién remodelados, el no avance en obras nuevas (sede del Porvenir-Bosa) por mencionar algunos– y los de presupuesto –corrupción dentro de la universidad, déficit presupuestal (uno de los motivos es el robo de los dineros) y otros– son el motivo por el cual los estudiantes hemos decidido decir ¡Ya basta!
Ante las distintas acciones que han llevado a cabo estudiantes y docentes que van desde asambleas, movilizaciones masivas, tomas administrativas y bloqueos en las distintas facultades, el CSU había guardado un silencio negligente con la comunidad universitaria, negándose a cualquier forma de diálogo en aras de resolver las demandas de los estudiantes. Hasta el día viernes 20 de mayo, donde decide romper el silencio con un comunicado, pero no para ceder ante las justas demandas de la comunidad académica, sino todo lo contrario, para generar intimidación entre los estudiantes amenazando con cancelar el semestre; todo esto mediante el comunicado que presenta donde en el cuarto punto manifiesta que “en caso de mantenerse el estado de suspensión unilateral de las actividades académicas por los estudiantes hasta el 23 de mayo, sería imposible cumplir con el calendario académico”[1], negándose a retroceder en sus medidas autoritarias, hechos que evidencian el carácter autoritario del CSU e impiden el retorno a la normalidad académica.
Ese mismo día los estudiantes realizamos una asamblea estudiantil para discutir respecto al paro, reafirmando el carácter legítimo de este. Jornada que concluyó con un bloqueo intermitente en la carrera 7ma para informar a la ciudadanía sobre los graves problemas que aquejan a nuestra alma mater. Este acto de visibilización fue fuertemente reprimido por miembros del Escuadrón de Muerte, Aniquilación y Destrucción (ESMAD), que arremetió contra la integridad física de quienes se encontraban protestando, dejando como saldo varias personas heridas. Lo anterior se conecta con lo sucedido dos meses atrás cuando en un accionar similar, integrantes del ESMAD atacaron una movilización estudiantil en la Facultad Tecnológica, ubicada en la localidad de Ciudad Bolívar, dejando a nuestro compañero Miguel Ángel Barbosa gravemente herido, producto del impacto en su cabeza de una de los artefactos utilizados por el ESMAD, lesión que lo llevó al estado de coma inducido, del que favorablemente ya despertó. A esto se suma la presencia de miembros de este escuadrón, en la madrugada del día domingo 22 de mayo en la misma facultad, aún se desconoce con qué fines.
Agravando la situación, la semana pasada, se presenta el ingreso de policías en la Facultad de Ciencias y Educación, así como también, la presencia de estos en la Facultad de Ingeniería luego de que se realizara la toma administrativa; acciones que se han justificado con argumentos absurdos.
Todo lo anterior se enmarca en una política que pretende frenar al movimiento estudiantil de la Universidad Distrital en sus demandas, debido a que ponen en peligro los intereses de las mafias de la universidad y, por supuesto, de las empresas multinacionales que esperan cual cocodrilo la venta de la ETB, para apropiarse del patrimonio del pueblo bogotano.
Estos hechos han agudizado la dinámica de paro en la que se encuentra la universidad y por ello mismo los estudiantes pretendemos responder con una semana de la indignación en la que se realizarán movilizaciones, empezando hoy lunes 23 de mayo, desde la Facultad de Ciencias y Educación al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, realizando una tutelatón en contra de la Resolución 02041 y el día martes desde todas las facultades hasta la Aduanilla de Paiba donde posiblemente sesionará el CSU, sumado a otras actividades que se realizarán en las facultades; todo con el objetivo de presionar al CSU y al Consejo Académico para evitar la cancelación del semestre, lo cual sólo agravaría la crisis de la universidad y el incumplimiento de las exigencias emanadas por el estudiantado organizado y demás estamentos de la universidad.
Es por eso que llamamos a solidarizarse con el paro de la Universidad Distrital en esta semana que será trascendental en el desarrollo de este paro y las luchas que se gestan en el seno de la universidad. Incitamos también a los estudiantes a no quedarse en la casa, a defender la universidad desde el arte, desde la pedagogía, desde la ciencia y desde todas esas expresiones que nacen del amor y la rabia de los oprimidos. De igual manera, extendemos la invitación a nuestras compañeras estudiantes de las demás Universidades Públicas y Privadas de Bogotá a acompañarnos en las tomas y sumar sus luchas a las nuestras, generando espacios de articulación desde abajo y al calor de la lucha.
Así mismo invitamos a la comunidad bogotana a solidarizarse, a denunciar la represión de la que viene siendo objeto el movimiento, a participar en las movilizaciones y demás acciones creativas que puedan colaborar en esta lucha.
¡BLINDEMOS EL PARO DE LA UNIVERSIDAD DISTRITAL!
¡DEFENDAMOS EL FUTURO!
Se siente, se escucha: ¡Arriba las que luchan!
Grupo Estudiantil Anarquista GeA-Bogotá-UD.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: