Deja un comentario

Comunicado en solidaridad con Congreso de los Pueblos ante los falsos positivos judiciales perpetrados por el Estado colombiano en cabeza de Juan Manuel Santos

El insulto, el presidio y la amenaza de muerte no pueden impedir que el utopista sueñe” Ricardo Flores Magón

url

No paso mucho tiempo desde el asesinato del compañero Carlos Alberto Pedraza para que las manos oscuras del Estado colombiano volvieran a reprimir al movimiento social. Hoy nuestros corazones libertarios lloran la detención arbitraria, por medio de falsos positivos judiciales, en contra de estudiantes, luchadoras sociales y funcionarias públicas pertenecientes, en su mayoría, al movimiento político y social de Congreso de los pueblos.

Creemos que esta serie de detenciones es muestra del accionar criminal de los cuerpos represivos que, con el afán de dar resultados a la opinión pública y a sus superiores que manejan el país desde afuera, arremeten indiscriminadamente contra toda aquella persona que piense diferente y exprese su digna rabia mediante la organización y la lucha en campos, barriadas y universidades. ¿Esa es la paz de la que tanto hablan el gobierno, las insurgencias y las clases dominantes?, ¿Una paz con persecución, estigmatización y represión contra aquellas que desean ver otros mundos posibles?

No olvidamos, por otro lado, la grave crisis de derechos humanos que viene sufriendo actualmente las universidades públicas. En el caso de la UPN hace poco tuvimos la amenaza de muerte por parte de la herramienta paramilitar contra la profesora Piedad Ortega, accionar perverso que se suma a las detenidas en llamado Caso Lebrija (Xiomara Torres, Erika Aguirre y Carlos Carrillo), el exilio del profesor Renán Vega en el año 2012 y las múltiples violaciones contra la protesta estudiantil, como fue el caso de las graves heridas sufridas por un compañero de la licenciatura en psico-pedagogía en un mitin en apoyo al paro nacional del magisterio por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios; de la misma manera, en el año en curso, fueron amenazadas una docena de estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia junto a dos profesoras, de manera análoga, por el autodenominado grupo paramilitar “Águilas Negras”, luego de que un amplio movimiento triestamentario decidiera iniciar una jornada de asamblea permanente criticando el manejo de la administración sobre el alma máter.

Lo anterior se suma al encarcelamiento infame el día de hoy de 5 compañeras de la Universidad Pedagógica, un estudiante de la Universidad Nacional y 4 egresadas de esta última institución, además de un docente y varios estudiantes activos de Universidad Privadas, que participaban activamente de las asambleas, las movilizaciones, la conformación de los consejos estudiantiles y los espacios de unidad estudiantil como el frente amplio por la educación y el comité de impulso del Enes (Encuentro nacional de estudiantes por la educación superior).

Ante este panorama desolador levantamos nuestra voz de protesta en contra de las graves acusaciones hechas por los medios de comunicación hegemónicos, donde se acusan a las militantes sociales detenidas hoy en la ciudad de Bogotá como terroristas pertenecientes a las insurgencias, olvidando la presunción de inocencia, derecho legitimo de las habitantes del territorio colombiano, acción indecorosa que también ha replicado la administración de la Bogotá “Humana” al saludar el operativo de la policía sin siquiera esperar el dictamen de un juez. Sumado a ello, hacemos un llamado público a ejercer acciones de solidaridad por la liberación de nuestras compañeras, hoy en día, encerradas en las prisiones del Estado colombiano, además de extender nuestro apoyo a las familiares y personas cercanas de las detenidas.

Todo esto se enmarca en un contexto de represión, estigmatización y deslegitimación del movimiento social que el Estado colombiano ha venido implementando, con medidas como la aprobación en primer debate del nuevo código de policía, que atentaría contra el derecho a la protesta y acabaría con algunas de las pocas libertades que tienen hoy las colombianas, o la militarización de la ciudad a raíz de los atentados ocurridos la semana pasada, que a varios candidatos a la alcaldía de Bogotá les cayó como anillo al dedo y no desaprovecharon la oportunidad para hacer campaña sacando provecho del dolor. Este clima de represión y miedo no es otra cosa que el fortalecimiento por parte del gobierno de un Estado policial, que por medio del terror suprime cualquier manifestación de oposición al régimen en una coyuntura complicada para los actuales diálogos de paz que se desarrollan en La Habana, Cuba, entre la insurgencia de las FARC y el gobierno colombiano.

Finalmente, invitamos a todos los sectores inconformes con este régimen de terror a seguir en pie de lucha y a continuar organizándonos en los barrios y las universidades, difundiendo el pensamiento crítico, disidente y rebelde que caracteriza a todas aquellas libertarias que desean un futuro mejor sin explotación ni dominación. En concreto, extendemos la invitación a participar el día 9 de Julio en manifestación de solidaridad en los juzgados de Paloquemado (Bogotá), a las 9 de la mañana, donde se realizará el proceso de judicialización contra las compañeras.

¡No más falsos positivos judiciales!

¡Libertad a las presas por luchar!

¡Organización, lucha y resistencia libertaria en las aulas y las calles!

Grupo Estudiantil Anarquista 8 de Julio de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: